¿Para qué necesitas el diseño tecnopedagógico?

Publicada en Publicada en Uncategorized
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

diseño tecnopedagógico

  • Me dedico al diseño tecnopedagógico
  • ¿Qué?
  • Diseño tecnopedagógico
  • ¿Qué dices que diseñas?

Creo que he perdido la cuenta de la cantidad de veces que he mantenido esta conversación.

Y la de veces que simplemente he contestado que me dedico a la formación por pereza a explicarme más, dejando que den por hecho que soy docente (al fin y al cabo, también lo soy).

Esta situación me ha llevado a escribir este post que hacía mucho que tenía en mente.

En general, no se conoce la figura del diseñador instruccional o tecnopedagógico.

Y pese a desconocerse, mucha gente y muchos proyectos la requieren.

¿El problema?

¿Cómo se va a buscar una solución en una figura que se desconoce que existe?

Imposible.

Así que voy a aportar mi granito de arena, explicando quién es y qué hace un diseñador tecnopedagógico a través de cuatro preguntas habituales.

¿Qué es el diseño tecnopedagógico?

¿Habías oído a hablar antes de diseño tecnopedagógico? ¿Y de diseño instruccional?

Como concepto nació hace más de 50 años y, aunque quizá no le pusieras nombre, es probable que hayas recurrido al diseño tecnopedagógico o bien lo hayas necesitado sin saberlo.

No existe una definición exacta de qué es el diseño tecnopedagógico ni el diseño instruccional. El diseño instruccional evolucionó naturalmente hacia diseño tecnopedagógico, de tal forma que ambos conceptos se confunden y utilizan de forma indistinta en multitud de ocasiones.

El concepto de diseño instruccional nace en los años 60 como forma de relacionar el análisis pedagógico de las necesidades de un estudiante con el diseño y desarrollo de recursos de aprendizaje. Esta aproximación sobre el diseño instruccional avanza con los años, dando lugar a varias definiciones. De forma breve, todas ellas convergen en la necesidad de una reflexión antes, durante y después del proceso de aprendizaje.

Este concepto de diseño instruccional evoluciona junto con la evolución tecnológica que vivió (y vive) la sociedad a finales del siglo pasado.

La tecnología avanza y la sociedad se adapta, esto es así. Pocos quedan que no tengan un smartphone o un pc, ¿verdad?. Lo mismo le pasó al diseño instruccional, se adaptó a las nuevas tecnologías y evolucionó en diseño tecnopedagógico.

Así que, el diseño tecnopedagógico es el resultado de múltiples disciplinas y  se puede definir como un proceso reflexivo y dinámico que utiliza de forma combinada la pedagogía y la tecnología para optimizar los procesos de aprendizaje.

Como decía hace un momento, diseño instruccional y diseño tecnopedagógico se utilizan indistintamente en gran cantidad de ocasiones.

Aunque presenten diferencias de concepto.

Pero al fin y al cabo, la base de ambos conceptos es la misma.

Y lo importante es conocer y reconocer la función del diseño instruccional o tecnopedagógico en educación.

Vamos con ello.

¿Por qué es importante el diseño tecnopedagógico en un proyecto e-learning?

¿Empezarías a construir una casa sin planos?

No se te ocurriría, ¿verdad?

Nadie discute la necesidad de un arquitecto para construir una casa.

El diseño tecnopedagógico es el plano del diseño de recursos y cursos en educación.

Y, sin embargo, muchas veces se arrancan proyectos sin su presencia. Muchas veces se considera prescindible.

El diseño tecnopedagógico es el guión de la creación y diseño de un proyecto educativo, ya sea la creación de un recurso o de un curso de formación completo.

A menudo se crean recursos o cursos únicamente pensando en vender o en finalizarlos cuánto antes. Y entonces aparecen recursos atractivos dónde no se ve la pedagogía por ninguna parte.

El diseñador instruccional evita este hecho, creando un equilibrio y coherencia entre todas las partes que deben formar un proyecto educativo.

Se trata de la pieza del puzzle necesaria para elaborar materiales, recursos o cursos educativos con sentido pedagógico.

¿Qué funciones realiza un diseñador tecnopedagógico?

Es experto en metodologías educativas, estrategias, procesos, herramientas TIC y su aplicación.

Actúa como diseñador, autor, consultor y creador de contenidos.

A estas alturas te estarás preguntando qué hace exactamente, cuáles son sus funciones. Se trata de un perfil tan multiusos, que las funciones que realiza variarán de un proyecto a otro. Sin embargo, voy a intentar nombrar algunas de las funciones más representativas de alguien que se dedique al diseño tecnopedagógico:

  • Creación de contenidos.
  • Análisis del contexto de cada proyecto educativo para aportar la mejor solución.
  • Recomendación de las mejores prácticas educativas en cada contexto.
  • Asesoramiento en TIC adaptadas a la educación.
  • Elección y combinación adecuada del material didáctico disponible.
  • Planificación, diseño y desarrollo de recursos y cursos de formación.
  • Evaluación de programas formativos para establecer mejoras continuas.
  • Propuestas de evaluación a los alumnos.
  • Consultor en el diseño de cursos y recursos, uso de tecnologías educativas y metodologías innovadoras.
  • Solución de problemas que surgen como resultado de cualquier proceso de diseño de recursos o cursos.

Y podría seguir con la lista, pero seguro que ya te haces una idea de sus funciones.

Como decía, un diseñador tecnopedagógico es un experto multiusos que lleva de la mano el proceso de creación de un recurso o curso formativo, desde el principio hasta el final.

¿Por qué necesitas tú el diseño tecnopedagógico?

A menudo por desconocimiento, se crean cursos o recursos sin una base pedagógica. Y muchas veces la intuición y la experiencia crea auténticas maravillas.

Pero no siempre es así, no es lo más habitual. Normalmente, resulta complejo ligar todas las piezas que influyen y componen un curso. En eso nos ayuda el diseño tecnopedagógico, es el elemento de cohesión de todas las piezas para obtener un resultado redondo.

Así que, está claro, ¿no?

Si creas o tienes pensado crear materiales educativos, recursos o cursos de formación en cualquiera de sus modalidades, ya deberías intuir que disponer de conocimientos sobre diseño tecnopedagógico te harán la vida más fácil.

Te aportarán esa guía que necesitas para que tus cursos o recursos sean más redondos y sea capaces de provocar un aprendizaje significativo en tus alumnos.

Y si no dispones de tiempo (o ganas) para formarte en diseño tecnopedagógico, siempre tendrás la opción de recurrir a ese profesional multiusos que te contaba antes.

¿Y tú?

¿Utilizas el diseño tecnopedagógico en tus proyectos?

Descubre los secretos de la creación de cursos online
E-learning, diseño instruccional y TIC unidas en un solo blog

Anímate a crear ese curso que hace tiempo te ronda por la cabeza.

Descubre todo acerca de cómo crear y vender cursos online.

Nada de Spam, me gusta tan poco como a ti.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *