Blog

10 razones para utilizar vídeos en e-learning

Vídeos en e-learning

Los vídeos en e-learning ganan adeptos, siendo cada vez más los cursos y docentes que se animan a usarlo.

Encontramos vídeos en prácticamente todos los ámbitos de nuestra vida diaria. Incluso les dedicamos parte de nuestros momentos de ocio.

Siempre he pensado que el aprendizaje debe ir vinculado a cualquier aspecto de nuestra vida, en lugar de aislarlo en las aulas. Desde que nacemos, aprendemos, queramos o no. ¿Por qué no hacerlo en formatos que nos resulten atractivos?

Así que, si el vídeo se ha colado en multitud de ámbitos, ¿por qué no dejarlo pasar en educación?

Soy consciente de que con cuatro frases no es suficiente para convencerte del poder del vídeo en e-learning, así que vamos con 10 razones para utilizar vídeos en e-learning.

“Una imagen, vale más que mil palabras”

No lo digo yo, lo dicen los números.

Cada minuto de vídeo contiene 1,8 millones de palabras.

Podemos conseguir que nuestros alumnos visualicen un minuto de vídeo con relativa facilidad y comodidad.

¿Puedes afirmar lo mismo de leer un texto plano de 1,8 millones de palabras?

El vídeo en e-learning facilita la memoria visual, aportando información en poco tiempo y de forma cómoda para el alumno.

Además, el uso de imágenes, vídeos, esquemas y demás material integrable en un vídeo fomenta la motivación del alumno, facilitando el aprendizaje activo.

Aporta dinamismo

Utilizar vídeos en e-learning o en formación presencial puede representar un elemento rompedor de monotonía.

Y eso es básico para conseguir la motivación y atención de los alumnos.

Tanto en un curso online como en uno presencial, el uso de pequeños vídeos puede facilitar recuperar el ritmo del mismo.

Los alumnos te lo agradecerán.

Refuerzo a otro tipo de contenidos

El uso de píldoras formativas en vídeo intercalados en otros contenidos puede actuar como refuerzo a los contenidos impartidos de forma altamente efectiva.

Algunos contenidos requieren imágenes para ser correctamente asimilados.

Es así.

Imagina explicar cómo funciona un programa cualquiera sin una triste imagen. O qué sucede en una determinada reacción química sin un vídeo (no es igual de efectivo que te cuenten qué pasa si añades Mentos a tu Coca cola que verlo).

Mejor con un vídeo, ¿verdad?

Los micro vídeos o vídeos cortos accesibles para los alumnos en determinados momentos de su formación pueden ser un gran aliado para prácticamente cualquier programa formativo.

Llamativo y significativo

Los vídeos son llamativos.

Los vídeos en e-learning permiten explicar de forma gráfica conceptos, fomentando la capacidad del alumno de relacionar las imágenes que visualiza con los aspectos más teóricos.

Además, permite llegar al alumno de forma multisensorial, siendo más atractivo que una clase magistral o un texto plano y facilitando el aprendizaje significativo.

Utilizar múltiples sentidos para comprender un concepto facilita la realización de conexiones y la visualización del concepto desde diferentes perspectivas.

Un vídeo en e-learning correctamente diseñado y realizado es una gran herramienta para potenciar la capacidad del alumno de establecer conexiones y resolver problemas.

Reducir costes y tiempo

En algunos casos.

Es importante matizar. Solo en algunos casos.

En la realización de cursos online o en formato b-learning, realizar vídeos sencillos tiene un coste accesible.

Algunos vídeos incluso los puedes realizar tú mismo, con tiempo y paciencia. En otros casos, tendrás que contar con un profesional, aumentando el coste.

Y una vez hecho, podrás distribuirlo tantas veces como quieras y realizar el curso tantas ediciones como necesites. El trabajo ya estará hecho.

Realizar vídeos en e-learning con un buen diseño no es fácil, ni vas a tardar 10 minutos en crearlo. Pero pensando a largo plazo, merece la pena el esfuerzo.

Si no sabes cómo realizar vídeos para tu curso, por aquí encontrarás algunas herramientas para crear vídeos animados.

Implicación del alumno

Lo creas o no, incluir vídeos en tu curso aumenta el nivel de implicación y compromiso del alumno.

El carácter multisensorial de los vídeos permite aumentar el nivel de atención de los alumnos.

Eso sí, por un tiempo limitado. Un vídeo en e-learning, si breve, mil veces bueno.

Si no lo veo, no lo creo

Hay conceptos, procedimientos y hechos que son difíciles de explicar con palabras, ¿verdad?

Si nos cuesta encontrar palabras para explicar algunos conceptos que entendemos, imagínate lo que le puede costar a alguien que no conozca el concepto.

Por mucho que estemos convencidos y muy orgullosos de la forma de explicarlo que hemos encontrado, a veces con palabras no es suficientes (ojo, que no dudo de tus capacidades de gesticular y utilizar la mímica, pero entiéndeme).

La forma más fácil de llegar al alumno es demostrando ese concepto o procedimiento que queremos explicar de forma visual.

Las demostraciones mediante vídeos permiten al alumno mayor implicación y comprensión que se acaba por traducir en aprendizaje significativo.

Fácilmente recordado

El contenido visual se recuerda más. 

Tiene mayor impacto.

Si realizas un vídeo atractivo que consiga llamar la atención del alumno, la memoria visual actuará por sí sola.

Y ésta, permitirá establecer conexiones entre conceptos nuevos y pasados para contribuir al aprendizaje significativo.

Parece fácil, ¿verdad?

Conseguirlo no lo es tanto, pero merece la pena. Créeme. 

Accesible en múltiples dispositivos

Existen multitud de plataformas para distribuir vídeos y visualizarlos en cualquier dispositivo de forma rápida.

Y eso nos da un poder: poner  a disposición de los alumnos vídeos explicativos estén dónde estén.

Tantas veces cómo quieran.

Esto, por si solo, es una gran ventaja.

Únicamente tendrás que realizar el trabajo (trabajazo, sí, pero una vez) y tus alumnos podrán ver una y mil veces el vídeo.

Motivación

No me preguntes por qué he dejado la motivación para el final.

Quizá sea la forma de decir que el orden no implica importancia en esta lista de 10 razones para utilizar el vídeo en e-learning.

La motivación es indispensable en cualquier proceso de aprendizaje significativo.

Y el vídeo, fomenta la motivación de forma clara.

Eso sí, no cualquier vídeo. No olvides cuidar el diseño, el contenido y la realización del vídeo.


Ya lo has visto.

El vídeo en e-learning constituye un excelente recurso por todas (y más) las razones que te indico.

Sin olvidar que el aprendizaje no va ligado a ningún medio ni herramienta TIC, sino a las estrategias didácticas que se empleen.

Por tanto, diseña bien tus vídeos, no simplemente por utilizar un formato visual conseguirás transmitir y provocar un aprendizaje significativo.

¿Te animas a probarlo? 

 

¿Te apasiona el mundo del e-learning?
Anímate a suscribirte para estar al día sobre e-learning, diseño instruccional y recursos TIC.

¿Quieres crear un curso y no sabes por dónde empezar?

¿Quieres descubrir cómo crear materiales formativos para e-learning?

¿Quieres descubrir las mejores herramientas TIC para tu día a día educativo?

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte las publicaciones, promociones, servicios y/o recursos exclusivos que ofrecemos desde Tres punto e-learning. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. El destinatario de tus datos (la herramienta que utilizamos) es Mailrelay, ubicada en España. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos aportados en info@trespuntoelearning.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Marta CS.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Marta CS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.